*

Actualidad

Portada  |  03 mayo 2017

Alarma por el primer caso de la “ballena azul” en Argentina

Un chico de 14 años terminó internado tras tomar una caja de pastillas. Ocurrió en la provincia de San Juan. Autoridades de tres ministerios se reunieron de urgencia.

Un adolescente de la provincia de San Juan se encuentra en grave estado tras ingerir una caja de pastillas para la presión arterial. Previo a ello, el chico, de 14 años, había publicado en su perfil de Facebook que lo hacía por el reto de la “Ballena azul”, que incita a los jóvenes a quitarse la vida.

Se trata de una peligrosa práctica que nació en Rusia, por redes sociales y que ya causó 130 víctimas. Según consigna el diario local El Tiempo de San Juan, el hermano del chico publicó en sus redes dos estados diciendo que lo hacía por el juego viral, que ya causa alarma en América latina.

El adolescente ingresó inconsciente al Hospital Rawson en la mañana del martes, producto de la ingesta de pastillas. La familia confirmó en la misma sala de terapia intensiva que el menor se había sometido al peligroso juego que lleva a los jóvenes a quitarse la vida, luego de un plan siniestro de 50 pasos, con pruebas que llevan a la autolesión.

"Sabía que existía el juego, pero no imaginé nunca que él sería capaz de hacer una cosa así. Cuando nos enteramos de eso, con su padre le dijimos que tuviera cuidado con ese juego porque era muy peligroso. Él nos respondió 'mami, yo jamás jugaría a eso porque es satánico'", relató Mónica, su madre, al diario Tiempo de San Juan.

En la madrugada de martes el chico publicó en su WhatsApp “Jugando al juego de la ballena azul” y 4 minutos después “Adiós a todos. Los amo”.

"Yo no manejo la tecnología pero me llamaron mis hijos de Mendoza para decirme que andaba eso en el Facebook y que hablara con él y yo hablé", comentó. "La noche que se lo tomó estuvo con nosotros, lo mandé a dormir como a la una de la mañana y a las pastillas se las tomó a las dos", agregó.

Al día siguiente encontraron a su hijo descompensado y luego de ello lo trasladaron de urgencia al Rawson, donde se recupera luego de que le hicieran un lavaje de estómago.

Ante la gravedad del caso, autoridades de tres ministerios de San Juan (Educación, Salud y Desarrollo Humano) se reunieron de urgencia para analizar la situación y “coordinar acciones dentro y fuera de la escuela”.

LAS PUBLICACIONES DEL CHICO
El chico, según publican medios de San Juan, había publicado en su Facebook varios mensajes que mostraban que no estaba pasando por un buen momento.

“Si mis amigos no comentan esto en 24 horas es porque no tengo amigos”, decía uno. "No aguanto más mi vida siempre que quiero hacer bien las cosas las arruino... Adiós”, escribió en otro.

Foto: captura Diario de Cuyo.

OTRAS DENUNCIAS
En San Rafael, al sur de Mendoza, la Justicia Penal de Menores secuestró la computadora de una chica de 13 años para analizar si estaba realizando el reto. Una denuncia anónima decía que la joven se había querido quitar la vida debido al juego de la "ballena azul".

También denunciaron otro caso en La Plata, donde los abuelos de una nena de 12 años de edad, concurrieron a una dependencia policial para mostrar su preocupación porque la menor se había lastimado. La chica confesó que lo hizo luego de ingresar a un determinado sitio web.

¿QUÉ ES EL RETO DE LA BALLENA AZUL?
Se trata de un peligroso juego que comenzó en Rusia en 2015 y que generó alarma luego de que más de 100 adolescentes se quitaran la vida. La práctica se viralizó a través de Vkontakte (VK), el Facebook ruso, y se viralizó en las redes, generando preocupación por la muerte de varios jóvenes que se sumaron el reto mortal.

El creador del peligroso juego fue detenido en Rusia, tras conocerse su responsabilidad. Se trata de Philipp Budeikin, de 21. Las autoridades creen que es quien introdujo el reto en las redes sociales,

Según el diario ruso Nóvaya Gazeta, Budeikin estaría enfrentando un largo proceso judicial al converger circunstancias complejas que dificultarían un veredicto justo, como por ejemplo su salud mental y el no tener la mayoría de edad al momento de poner en práctica lo que él llamó “experimento”.

Philipp vivía en Solnechnogorsk y estudió 3 años la carrera de psicología, hasta que fue expulsado de la universidad. El joven aprendió los trucos que pueden llegar a trastornar una mente hasta el punto de llevar a alguien a quitarse la vida.

Comentarios