*

Portada Actualidad  |  11 julio 2018

Aborto legal: la autora de “El cuento de la criada” volvió a meterse en el debate

Margaret Atwood reafirmó su postura con un texto titulado "¿Un estado esclavista?".

La escritora canadiense, Margaret Atwood, volvió a pronunciarse sobre el aborto legal en Argentina, mientras el proyecto se discute en el Senado, y esta vez lo hizo por medio de una carta abierta que le envió en respuesta al diario Uno de Santa Fe, con el título: “¿Un estado esclavista?”.

La primera vez que la autora candidata al premio Nobel de Literatura habló sobre su posición al respecto fue el pasado 25 de junio, por medio de un tuit en el que le apuntó a la vicepresidenta Gabriela Michetti y le pidió que “no aparte la mirada de las miles de muertes que hay cada uno por abortos ilegales”. Allí mismo su pedido fue concreto: “Dele a las mujeres argentinas el derecho a elegir”.

Esta vez Atwood, que escribió “El cuento de la criada” –novela que retrata una narración distópica en donde las mujeres son esclavizadas, despojadas de sus derechos y utilizadas para la reproducción– se refirió al debate a través de un ensayo que analiza las implicancias del aborto y habla sobre los derechos de las mujeres.

"A nadie le gusta el aborto, incluso cuando es seguro y legal. No es lo que ninguna mujer elegiría para festejar un sábado por la noche. Pero a nadie le gusta tampoco mujeres sangrando hasta la muerte en un baño por un aborto ilegal. ¿Qué hacer?”, comienza el texto.

En el escrito, la autora sostiene que “las mujeres que no pueden tomar la decisión sobre si tener o no bebés son esclavas, porque el Estado reclama como propiedad a sus cuerpos y al derecho a dictar el uso al que deben someterse sus cuerpos". Luego, cuestiona: “Si el Estado exige el parto forzado, ¿por qué no debería pagar la atención prenatal, el parto mismo, la atención postnatal y, –para los bebés que no se venden a las familias más ricas–, el costo de criar al niño?”.

El texto le apunta al Estado y refiere que si está tan interesado en los bebés debería honrar a las mujeres “respetándolas” y “sacándolas de la pobreza”. También considera que “si las mujeres prestan un servicio necesario al Estado, se les debería pagar por su trabajo”.

“Pero dudo que el Estado esté dispuesto a brindar los recursos necesarios. En cambio, solo quiere reforzar el truco barato habitual: obligar a las mujeres a tener bebés y luego hacer que paguen. Y que paguen. Y que paguen. Como dije, esclavitud”, prosigue.

"Fuerce partos si usted quiere, Argentina, pero por lo menos llame a lo forzado por lo que es: esclavitud"

La autora, por el contrario, explica que si se elige tener un bebé “es un asunto diferente”. “El bebé es un regalo, dado por la vida misma. Pero para ser un regalo, debe ser dado libremente y libremente recibido. Un regalo también puede ser rechazado. Un regalo que no puede ser rechazado no es un regalo, sino un síntoma de tiranía”, explica.

Y por último, concluye: “Nadie está forzando a las mujeres a tener abortos. Nadie tampoco debería obligarlas a someterse a un parto. Fuerce partos si usted quiere, Argentina, pero por lo menos llame a lo forzado por lo que es. Es esclavitud: es reivindicar poseer y controlar el cuerpo de otra persona, y sacar provecho de eso".

Fotos: AFP.

Comentarios