*

Portada Redes  |  13 septiembre 2017

Instagram tuvo que pedir perdón por censurar la foto de un nene con un problema facial

En la fotografía denunciada aparece la madre de Harry besando en la mejilla a su hijo, una escena de lo más tierna que un moderador de la red social decidió borrar porque le falta el ojo izquierdo al menor.

Instagram tuvo que pedir disculpas a la madre del pequeño de 12 años, Harry Beswick, por borrar una foto en la que aparecen ambos. Un usuario denunció la fotografía, donde se puede apreciar que al menor le falta el ojo izquierdo, y por ese motivo el moderador decidió borrarla.

Harry Beswick es un menor de 12 años con una deformidad facial, pero que como cualquier otro adolescente le gusta hacerse fotografías. La madre de Harry decidió abrir una cuenta en Instagram contando el día a día de su familia, algo que al parecer a algunos usuarios no les gusta ya que suelen denunciar muy frecuentemente.

En la fotografía denunciada aparece la madre de Harry besando en la mejilla a su hijo, una escena de lo más tierna que un moderador de la red social decidió borrar porque le falta el ojo izquierdo al menor.

Tras borrar la fotografía, Charlie Beswick pidió explicaciones a la red social, que más tarde le pidió disculpas por el malentendido y volvió a publicar la instantánea.