*

Portada Redes  |  14 noviembre 2017

El drama de la joven a la que no le paran de crecer los pechos

A los 23 años, lanzó una campaña online para recaudar dinero y realizarse la operación que permita solucionar su problema.

Una australiana contó a través de Facebook que, por una rara condición que sufre, sus senos crecen de manera constante y necesita juntar dinero para realizarse una operación.

Según Sheridan Larkman, residente de Trafalgar, sus pechos empezaron a hacerse más grandes a los ocho años y ya a los 10 su talla de corpiño era DD (95).

Para la joven de 23 años el "crecimiento desmedido" es un drama que le ocasiona problemas de salud y sociales.

Durante la época escolar, las otras chicas de su clase apenas tenían pechos y Sheridan ya debía ponerse una remera sobre la malla para hacer natación. Además, evitaba jugar al fútbol o bailar para no lidiar con los comentarios, sobre todo de los chicos.

"Estaba mortificada", aseguró Larkman, quien añadió:"La gente a menudo me miraba boquiabierta en la calle y los hombres me gritaban groserías".

"Comprar ropa es una pesadilla", afirmó la australiana. Ahora debe conseguirlos a medida porque cuando busca un talle "para que se ajuste a mi cintura, mis pechos no caben en la parte superior ".

La joven remarcó que uno de los peores momentos en su vida fue su primer embarazo, a los 18 años, porque le creció mucho el abdomen y los pechos.

"Un día estaba levantando algo del suelo y hubo un estallido. Un tirante se había desprendido de mi corpiño por el peso", recordó Sheridan, quien añadió: "Traté de coserlo, pero se partió de nuevo. El tirante se clavaba en mi carne, y usar el tamaño incorrecto significaba que no tenía el soporte adecuado. Odiaba vivir así".

"Mis pechos están afectando a  mi salud. Tengo escoliosis leve, y dolores de espalda y hombros constantes", sostuvo Larkman en la página de Go Fund Me, donde inició una campaña de recolección de donaciones.

La joven está ahorrando para conseguir los 14 mil dólares que demanda una operación de reducción de senos, que es la única forma de solucionar su problema, según los médicos.