*

Portada Internacionales  |  16 julio 2015

Tras 40 años resuelven el misterio de dos hermanitas desaparecidas

Todo comenzó el 25 de marzo de 1975 en Maryland, Estados Unidos, cuando las nenas decidieron ir a un centro comercial para ver la decoración de Pascuas y almorzar. Nunca regresaron.

Fue uno de esos casos que atormentan y acosan a la comunidad. Las dos nenas habían desaparecido mientras caminaban de regreso a su casa de un centro comercial en un suburbio de Washington, tranquilo, donde nunca ocurre nada. Se las buscó en cada rincón. Los meses se conviertieron en años y éstos en décadas. Las esperanzas de dar con ellas se desvanecieron. Nunca aparecieron.

Pero el caso de Sheila y Katherine Lyon volvió al centro de la escena este miércoles, más de 40 años después de su desaparición en una calle de Wheaton, Maryland. Ciertamente ninguna de ellas apareció. Pero sí su supuesto asesino.

Ante la mirada desconsoldada de los papás de las chicas, ayer se anunció el procesamiento de Lloyd Michael Welch Jr., de 58 años, en Wheaton, cerca de la casa donde vivían las nenas.

Katherine, de 10 años, y Sheila de 12, fueron asesinadas en una zona rural de Bedford County, en Virginia, a unos 300 kilómetros de donde habían sido secuestradas, dicen los investigadores. Pero a pesar de que esa zona se peinó intensamente, los cuerpos nunca fueron hallados.

Welch, un pedófilo que está en prisión, fue acusado luego de una investigación que fue varias veces obstaculizada por sus familiares. Las autoridades insistieron en no cerrar la causa, sugiriendo que Welch pudo haber tenido cómplices.

Funcionarios judiciales "trabajarán para hacer responsable a cada individuo involucrado en el secuestro y asesinato de la hermanas Lyon, así como la aún vigente conspiración para esconder esos crímenes", dijo Thomas Manger, el jefe de policía de Montgomery County, en Maryland.

Todo comenzó el 25 de marzo de 1975. Ese día, las hemanas decidieron ir al centro comercial de Wheaton Plaza Mall, a unas pocas cuadras de la casa de los Lyon. Querían ver las decoración de Pascuas y almorzar. No regesaron. Su desaparición recibió una cobertura periodística masiva que llamaba a los padres de la comunidad a no dejar salir a sus hijos de sus casas.

Cada pista llevaba a un callejón sin salida. Pero algo cambió en 2013, cuando un detective, revisando el expediente, encontró notas de una entrevista hecha por la policía en 1975 con Welch, cuando éste tenía 18 años. El detective se dio cuenta que una foto de Welch tomada entonces se pareceía demasiado al boceto de un hombre -que un testigo aseguró- que seguía a las chicas aquel fatídico día en el mall.

Welch ya estaba en prisión en Delaware por abusar sexualmente a un chico. Tiene condena hasta el 2026 por ese crimen.

La investigación por el caso de las hermanas giró hacia Bedford County, donde la familia de Welch vivía y tenía una casa.

En los últimos dos años, los investigadores pasaron 16 mil horas trabajando en el caso. Se emitieron 50 órdenes de registro y se hicieron más de 100 entrevistas e interrogatorios.

Welch le dijo a los investigadores que subió a las chicas a un auto y se las llevó de Wheaton pero que no las mató. Sí implicó a su tío Richard, considerado una persona de interés para la policía. En diciembre pasado, su esposa Patricia fue acusada de perjurio por mentir ante el gran jurado en Bedford County.

Ese mismo gran jurado ordenó el procesamiento contra Lloyd Welch por los dos cargos de asesinato en primer grado, secuestro e intentos de desvíar las investigación.

De ser hallado culpable a Welch le esperan 20 años de prisión o la pena de muerte.