*

Portada Internacionales  |  13 julio 2017

Rescatan en el Mediterráneo a una inmigrante y su bebé aún unidos por cordón umbilical

Médicos Sin Fronteras (MSF) ya rescató a un total de 1.700 inmigrantes en el Mediterráneo central, entre ellos muchas mujeres y niños, como el caso de una joven que dio a luz en la patera y seguía unida a su hijo por el cordón umbilical.

"Cuando hemos socorrido su embarcación, la madre y el hijo aún estaban unidos por el cordón umbilical", señaló en un comunicado la matrona de MSF Alice Gauterau, quien subrayó que tanto la mujer como el pequeño, de 3,2 kilos, se encuentran bien. La organización humanitaria ha rescatado en el Mediterráneo central a alrededor de 1.700 inmigrantes en los últimos días y serán desembarcados en los puertos italianos de Brindisi y Salerno (sur) previsiblemente mañana.

Entre los inmigrantes rescatados, que parten generalmente desde Libia con rumbo a territorio italiano y europeo, hay muchas mujeres y niños no acompañados. De los 860 inmigrantes que se encuentran a bordo de la nave "Aquarius" de MSF, 60 son menores solos, mientras que de las 935 personas que han sido trasladadas a la nave 'Prudence', 118 son mujeres y 16 niños. 

Destacan también el caso de la nigeriana Patience, quien asegura que fue retenida durante cinco meses en Libia, tiempo en el que dio a luz y tuvo incluso que cortar el cordón umbilical con una cuchilla de afeitar.

El coordinador de MSF para las operaciones en el mar, Michele Trainiti, pidió en un comunicado a la Unión Europea "vías legales y seguras" para la inmigración y "la puesta en marcha de forma urgente de un mecanismo para salvar vidas en el mar". En lo que va de año, la organización aseguró que ha salvado la vida de más de 17.800 personas.

Italia continúa recibiendo un elevado flujo migratorio desde el norte de África, sobre todo desde Libia, y en las últimas 24 horas han sido rescatadas 4.100 personas en el mar.