*

Portada Internacionales  |  13 julio 2017

Lula ratificó que será candidato a presidente en 2018, pese a su condena por corrupción

"La única prueba de este proceso es la prueba de mi inocencia", dijo el ex presidente.

Un día después de ser condenado por corrupción y lavado de dinero, el ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, prometió luchar "en todas las instancias" para demostrar su "inocencia" y se mostró más dispuesto que nunca a ser candidato para las elecciones presidenciales de 2018.

"La única prueba de este proceso de no sé cuántas mil páginas es la prueba de mi inocencia. Es la única prueba", aseveró Lula en su primer pronunciamiento público tras la condena realizado en la sede del Partido de los Trabajadores (PT), en Sao Paulo.

Acompañado por dirigentes y militantes, Lula cargó contra fiscales, policías, medios y especialmente contra el juez Sergio Moro, que el miércoles lo condenó en primera instancia a 9 años y medio de prisión por, supuestamente, haberse beneficiado de la colosal trama corrupta que operó en la estatal Petrobras. "Quiero hacer un llamado a la prensa y al pueblo brasileño: si alguien tiene una prueba contra mí, por favor, que lo diga, que la manden" a la Justicia porque "me quedaría más feliz si me condenasen con base en alguna prueba", declaró.

Dilma Rousseff, tras la condena a Lula: "Es un absurdo jurídico que avergüenza a Brasil"

El magistrado dio por comprobado que Lula recibió unos 700.000 dólares en sobornos materializados en la reserva y reforma de un lujoso apartamento en el balneario de Guarujá, en el litoral del estado de Sao Paulo, algo que negó en rotundo el líder político.

Para Lula, de 71 años, la sentencia no dice "absolutamente nada", "tiene un componente político muy fuerte" y "ninguna verdad fue tomada en cuenta". "Reto a presentar una prueba, una única prueba", aseveró el político, quien fue presidente de Brasil entre 2003 y 2010 y faro de la izquierda latinoamericana.
A las puertas de la sede del PT, decenas de simpatizantes acompañaron a la distancia las declaraciones de su líder con las tradicionales proclamas: "Lula, guerrero del pueblo brasileño" o "Brasil, urgente, Lula presidente".

En este sentido, Lula anunció que recurrirá "en todas las instancias" y se mostró más contundente que nunca sobre su candidatura de cara a las próximas elecciones, previstas para octubre del próximo año.

La causa penal por la que fue condenado y para la que cabe recurso es una de las cinco que tiene abiertas con la Justicia, la mayoría relacionadas con el caso Petrobras.

"Quiero decir a mi partido que hasta ahora no lo había reivindicado, pero a partir de ahora voy a reivindicar al PT el derecho de colocarme como postulante a la candidatura", manifestó ante unos asistentes que rompieron a aplaudir de inmediato.

La condena, al ser dictaminada en primera instancia, puede ser revertida por un tribunal superior y le permite, por el momento, ser candidato a las elecciones de 2018, condición que perdería si la sentencia fuera ratificada en segunda instancia.

Por tanto, el futuro político de Lula estará en manos de los tres jueces que componen la octava sala del Tribunal Regional Federal de la 4ª Región, que acostumbra incluso a imponer penas más severas.

Sin embargo, Lula espera seguir el mismo camino del ex tesorero del PT Joao Vaccari Neto, recientemente absuelto en esa instancia tras haber sido condenado a 15 años de prisión por su implicación en el caso Petrobras.

Fuente: EFE / Foto: Reuters.