*

Próximo vivo 13:00 hs.

Portada Internacionales  |  18 junio 2017

Las últimas palabras del torero español que murió al recibir una cornada en un pulmón

Iván Fandiño, de 36 años, llegó “clínicamente muerto” al hospital de Francia donde fue asistido tras la grave herida que le afectó órganos vitales.

El torero español Iván Fandiño, de 36 años, falleció al recibir una cornada durante una corrida en Aire-sur-l'Adour, en el sudoeste de Francia. Antes de perder la vida Fandiño le rogó a uno de sus compañeros: “Que se den prisa en llevarme al hospital que me estoy muriendo”.

Esas fueron las últimas palabras que alcanzó a decir, cuando era llevado a la enfermería. Fandiño no resistió la grave herida que sufrió, estuvo más de una hora en la plaza sin ser trasladado a un hospital. La cornada, de 15 centímetros, le afectó órganos vitales, entre ellos, el pulmón.

El torero fue trasladado cuando finalizó la corrida y la ambulancia tuvo que recorrer 33 kilómetros hasta el hospital. Según indica la agencia de noticias EFE llegó “clínicamente muerto”, según declaraciones del cirujano que lo asistió en el hospital Layné.

El alcalde de Aire-sur-l'Adour, Xavier Lagrave, dijo que el torero fue asistido de forma inmediata en la enfermería de la plaza por el doctor Jean-Claude Darracq, quien certificó que sufría una cornada de 15 centímetros que afectaba a un riñón y al pulmón

Los Reyes de España expresaron sus condolencias por el fallecimiento y definieron a Fandiño como una "gran figura del toreo". En un mensaje en Twitter, Felipe y Letizia manifestaron su "sentido homenaje y nuestro recuerdo para Iván Fandiño".

Aún se desconoce cuándo se trasladará el cuerpo a España, ni dónde serán velados sus restos mortales, como tampoco se sabe dónde será enterrado.