*

Próximo vivo 20:00 hs.

Portada Internacionales  |  14 enero 2018

La NASA descubrió unos misteriosos pasadizos en el polo norte de la Luna

Los pozos han sido identificados por el SETI Institute y el Mars Institute a través del análisis de datos de imágenes del Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO, o Orbitador de Reconocimiento Lunar) de la NASA.

Pequeños pozos en un gran cráter cerca del Polo Norte de la Luna, pueden ser entradas a una red subterránea de tubos de lava, que pueden facilitar el acceso al hielo acumulado en los cráteres.

Los pozos han sido identificados por el SETI Institute y el Mars Institute a través del análisis de datos de imágenes del Lunar Reconnaissance Orbiter (LRO, o Orbitador de Reconocimiento Lunar) de la NASA.

Si hay hielo de agua presente, estas potenciales "tragaluces" podrían permitir a futuros exploradores un acceso más fácil al hielo subterráneo, y por lo tanto al agua, que si tuvieran que excavar el "regolito" (escombros superficiales) en los polos lunares.

Los nuevos pozos se identificaron en el piso noreste de Philolaus Crater, un gran cráter de impacto de 70 kilómetros de diámetro ubicado a 72.1oN, 32.4oW, aproximadamente a 550 kilómetros del Polo Norte de la Luna, en el lado cercano lunar. Los pozos aparecen como pequeñas depresiones sin borde, típicamente de 15 a 30 metros, con interiores completamente sombreados.

Los pozos están ubicados a lo largo de secciones de canales sinuosos, conocidos en la Luna como "ranuras sinuosas", que se entrecruzan en el suelo del Cráter Philolaus. En general, se cree que las franjas sinuosas lunares colapsaron, o parcialmente colapsaron, estos tubos de lava, los túneles subterráneos que alguna vez fueron corrientes de lava en movimiento.

Comentarios