*

Próximo vivo 07:00 hs.

Portada Internacionales  |  11 enero 2017

La conferencia de prensa de Donald Trump que se convirtió en una batalla

"A ti no te dejo preguntar porque publicás noticias falsas", le apuntó, al periodista de la CNN, Jim Acosta.

A nueve días para que asuma el cargo, el magnate ofreció una conferencia de prensa -la primera como presidente electo- en la que se vivieron momentos insólitos. Trump respondió a quien quiso y lo que quiso. Y lo hizo en el mismo tono prepotente al que tiene acostumbrado a los medios durante la campaña. El mismo que usó siempre en sus programas de TV en el que se lo tomaba como a una caricatura de empresario.

Trump demostró una vez más su soberbia al asegurar que va a ser "el mayor productor de empleos que Dios ha creado nunca" y se dio el lujo de no responder a un periodista de la CNN y elegir las preguntas que sólo le resultaban cómodas. Como frutilla del postre, también abrió la polémica al dejar sus empresas a cargo de sus hijos y aseguró que no hablará con ellos sobre el asunto.

Trump agradeció a algunos medios por no haber publicado el polémico informe en el que se dice que el espionaje de Estados Unidos acusa a Vladimir Putin de chantajear a Donald Trump. Lo hizo con un semblante serio en un principio, pero insistiendo en lo que ya había dicho en su cuenta de Twitter sobre este tema: "Todo es falso". En esta ocasión también agregó que esos documentos "nunca tendrían que haberse escrito, nunca tendrían que haberse 'hackeado' y nunca tendrían que haberse difundido".

Precisamente lo que rodea a esta polémica dio lugar al momento más tenso. "A ti no te dejo preguntar porque publicas noticias falsas", apuntó, tajante y subiendo la tensión con sucesivos "no, tú no" al periodista de la CNN Jim Acosta. 

De esta manera, el presidente electo, que asumirá el cargo el próximo 20 de enero, aseguró que va a ser "el mayor productor de empleos que Dios creó nunca".

Trump sostuvo que en las próximas semanas se anunciarán "grandes noticias" sobre empresas que van a expandir sus operaciones en el país y recordó los planes dados ya a conocer por compañías como Ford.

"Creo que muchas industrias van a volver (a Estados Unidos)", concluyó el magnate en la Trump Tower de Nueva York.