*

Portada Internacionales  |  12 septiembre 2017

EE.UU.: dos nenes que nacieron adictos a la heroína fueron adoptados por una enfermera

Janet contó que decidió adoptar a los pequeños al ver cómo la sustamcia afecta a tantas familias y hay chicos que necesitan que los cuiden.

Landen y Mikayla son dos pequeños que nacieron con adicción a la heroína en Cincinnati, estado de Ohio y ahora tendrán una segunda oportunidad al ser adoptados por una enfermera que los cuidó durante dos años como parte de un programa de acogida.

En medio de la epidemia que afecta a los Estados Unidos, a raíz de la cantidad de casos de consumo que salen a luz, Janet Siemer consiguió finalmente la tutela de los pequeños que son hermanos. La mujer relató que conoció a los nenes cuando llegaron en grave estado al hospital donde trabaja. Según relató, Landen estuvo siete semanas internado y seguía con los síntomas de abstinencia tras llevarlo a su casa. “Ambos nacieron adictos a la heroína”, aseguró.

Las primeras noches, contó, el pequeño tenía diarrea, vómitos, sensibilidad a la luz y se despertaba cada cinco minutos a los gritos. “Después de la primera noche pensé ‘Dios mío, ¿en qué me estoy metiendo?’”, reveló Siemer, quien dijo que pocos meses después llegó a su cuido Makayla, quien no tenía tantos problemas.

Janet, que lleva 14 años como enfermera, aseguró que decidió adoptar a los menores al ver cómo la heroína afecta a las familias y hay niños que necesitan que los cuiden. “Amo a los nenes”, aseguró al juez la enfermera, quien con su historia emocionó a todos.