*

Proximo noticiero en vivo Baires en 10 - 06:50  Hs.

Portada Internacionales  |  16 junio 2017

Donald Trump dio marcha atrás al deshielo de las relaciones con Cuba

Así, Trump lanza una referencia al ala más dura del exilio cubano, que está perdiendo poder demográfico en Florida a medida que sus miembros van muriendo. A lo largo de la campaña electoral, el presidente de EEUU ya mencionó a la Brigada en varias ocasiones.

Donald Trump decidió dar marcha atrás la apertura entre Washington y La Habana iniciada por su predecesor Barack Obama en diciembre de 2014.

Trump no va a dar marcha atrás en la reapertura de relaciones diplomáticas llevada a cabo en 2015, pero sí va a restringir las posibilidades de los estadounidenses para viajar a la isla. También va a tratar de impedir que el deshielo entre los dos países beneficie a las empresas vinculadas a las Fuerzas Armadas cubanas, que controlan gran parte de la actividad económica en el país.

El motivo de esta política parece ser el rechazo a las sistemáticas violaciones de derechos humanos y a la falta de democracia en Cuba, un argumento que el actual Gobierno de EE.UU. ha decidido dejar de aplicar con el resto del mundo, tal y como ha explicado el propio secretario de Estado, Rex Tillerson.Trump, sin embargo, no va a dar marcha atrás en la reapertura diplomática bilateral, una medida solicitada por los sectores más duros del exilio, ni va a reinstaurar el tratamiento preferencial que hasta diciembre recibían los cubanos que llegaban a EEUU.

Así, Trump lanza una referencia al ala más dura del exilio cubano, que está perdiendo poder demográfico en Florida a medida que sus miembros van muriendo. A lo largo de la campaña electoral, el presidente de EEUU ya mencionó a la Brigada en varias ocasiones.

El alcance de las medidas no está claro, en parte por la falta de transparencia de la economía cubana. Pero lo que sí parece evidente es que el objetivo de Trump es llevar a cabo lo que el equipo de su predecesor, Barack Obama, puso en práctica con Irán, es decir, sanciones inteligentes, que no afecten al conjunto de los cubanos, sino más bien al régimen de los Castro.