*

Portada Informes Especiales  |  07 marzo 2018

"Yo hacía entraderas”: una confesión en primera persona

Ezequiel Santillán está preso por homicidio y en un diálogo con Mauro Szeta cuenta cómo se inició en el mundo de la delincuencia y le pide perdón a la madre de su víctima. Informe especial.

Ezequiel Santillán tiene 32 años y está detenido por homicidio en la cárcel de Florencio Varela, con una condena de 14 años de prisión . Dice que hubo un antes y un después en su vida después de la muerte de su padre, al quien mataron cuando entraron a robar en su casa. Y dice también que todo el “odio y resentimiento” salió afuera después de aquel día, cuando empezó a hacer “cagadas”.

En dos semanas asaltó 14 comercios, tiendas de deportes y algunos cibers. Hizo entraderas, robó y mató. Ahora le echa la culpa de ser delincuente a su mamá, porque se separó de su papá y se juntó con un hombre violento.

Santillán recuerda a la perfección el día de su primer robo, cuando tenía 13 años. “Fui a robar con mi hermanito. Me acuerdo que tenía un arma de juguete”, cuenta a Telefe Noticias. Fue en ese momento que se levantó de la silla del ciber y amenazó con matar al empleado del comercio.

“Le robé 300 pesos, en ese tiempo era un montón, llegué a mi casa y me cagaron a palos mis tíos que eran mis tutores”, dice Santillán, que entre las razones por las que robaba, sostiene que le causaba “adrenalina” tener un arma. “Decía ’voy con esto y hago desastres’”.

Hoy es padre de dos niños, que lo van a visitar semanalmente a la cárcel y dice que cambió, que se arrepiente de lo que hizo. También le pide perdón a la madre de su víctima, a quien dice, mató por error, porque se le escapó un tiro mientras lo amenazaba, que no quiso matarlo, solo asustarlo.

Informe especial de Mauro Szeta | @mauroszeta

Comentarios