*

Portada Informes Especiales  |  01 mayo 2018

#PasaDeNoche: una madrugada en el Mercado Central

Tres veces por semana, el principal centro de abastecimiento de frutas y verduras de Buenos Aires se convierte en una ciudad nocturna en la que conviven camioneros, puesteros, y changarines.

En plena madrugada, el Mercado Central se convierte en una verdadera ciudad nocturna, donde más de diez mil personas se ganan la vida en medio de cajones de frutas y verduras.

En otra entrega de #PasaDeNoche, una cámara de Telefe Noticias fue testigo del duro trabajo que realizan camioneros, puesteros, fleteros, verduleros y, sobre todo, “los changas”, el último eslabón de una cadena que abastece de alimentos a casi 13 millones de personas de Capital y el Gran Buenos Aires.

Después de viajar desde distintos puntos del conurbano, cada lunes, miércoles y viernes “los changas” llegan al mercado alrededor de las 2 de la madrugada para realizar el trabajo más duro y peor pago: empujar cientos de kilos de mercadería en viejos carros de madera desde los puestos hasta los vehículos de los compradores minoristas, los verduleros.

Si bien el precio “oficial” por el traslado de cada “bulto” –así se los llama a los cajones- es de 9 pesos, en general no reciben más de 6, con lo cual, en promedio, redondean un ingreso de 800 pesos por día, después de trabajar a destajo durante más de 10 horas.

Comentarios