*

Portada Informes Especiales  |  11 abril 2018

La historia de la "mula" que traficaba droga mientras estaba embarazada

Lidia Ríos tragó más de un kilo de cocaína, con intención de venderla en Europa. Otra confesión en primera persona, por Mauro Szeta.

Lidia Ríos estaba embarazada de tres meses, cuando fue condenada en el 2007 a cuatro años y seis meses de prisión, al intentar traficar 28 cápsulas de cocaína en su cuerpo.

Fue la desesperación por intentar cambiar su vida, cuando tomó el peor riesgo de su vida y también de la vida del bebé que llevaba en su vientre. Todo empezó cuando un joven le ofreció convertirse en mula de cocaína a cambio de diez mil dólares.

La oferta le pareció tentadora: Lidia tenía otros cuatro hijos y trabajaba como costurera, con un sueldo de apenas 150 pesos por día.

Pero su primer viaje y el sueño de una vida diferente quedó trunco, después de que fue detenida en el aeropuerto internacional de Ezeiza, al detectar que intentaba traficar cocaína.

Su hija nació y se crió prácticamente en la cárcel. Hoy tiene 9 años. La historia de Lidia fue llevaba a la pantalla, a través de un documental "Confesiones de mujeres traficantes", del canal Discovery Channel.

"Yo fui mula": otra confesión en primera persona, por @mauroszeta. 

Mirá otros Informes especiales | @telefenoticias

Comentarios