*

Próximo vivo 20:00 hs.

Portada Especiales Nisman  |  20 mayo 2016

Lagomarsino: "En el expediente no hay elementos para pensar que a Nisman lo hayan matado"

El ex colaborador del fiscal cuestionó a la ex esposa del fiscal, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado.

Un día después de que la ex fiscal Viviana Fein dijera de que a Alberto Nisman "lo instigaron o lo indujeron al suicidio", Diego Lagomarsino salió a hablar y diferenció "lo que dicen los medios y lo que dice la causa" sobre la muerte del ex titular de la UFI AMIA, al remarcar que "en el expediente no hay elementos para pensar que lo hayan matado".

"El tema no sé si fue tratado en forma profesional (en los medios). Dijeron que había una relación íntima de él conmigo, que yo era ñoqui..., un montón de cosas que uno después no puede salir a desmentir", lamentó Lagomarsino en radio Rock and Pop.

Respecto de la muerte de Nisman, manifestó que todos "los peritos oficiales dijeron que estaba solo" y que "algunos médicos de la querella y un criminalista de la querella dicen que no estaba solo, a pesar de que se firmó que no se modificaron las huellas de sangre".

Además criticó a la ex esposa de Nisma, la jueza federal Sandra Arroyo Salgado, quien ayer afirmó que "está demostrado que Nisman no disparó el arma". 

"Tenía más confianza con ella que con él, pero lamentablemente dijo cosas que son totalmente mentira y en la causa están de una manera y ella las cuenta de otra forma", sostuvo Lagomarsino.

"No sé qué buscan", reflexionó el técnico informático, pero confió que "en el expediente están las cosas que a mí me dejan tranquilo, más allá de los medios".

También relató que "ese sábado (anterior a la muerte) Alberto era el mismo de siempre, con la tensión propia de la denuncia que había hecho, además él tenía siempre momentos de excitación y de tranquilidad".

"El único momento cuando lo vi quebrado fue cuando me dijo que tenía miedo de lo que pudiera ocurrir cuando estaba con sus hijas, pero bueno, eso no se puede probar", apuntó.

Lagomarsino contó además que sigue trabajando "como siempre" y que trata de "volver a la normalidad", aunque sabe que "nunca" va a poder hacerlo porque está "permanentemente custodiado".