Sociedad

31/01/2014 06:46h

La fiscalía económica investiga posibles maniobras de especulación con el dólar y los precios

El Área Operativa de Fraudes Económicos y Bancarios, coordinada por Pedro Biscay, de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), a cargo del fiscal general Carlos Gonella, inició una investigación a fin de determinar la existencia de posibles maniobras delictivas contra el orden público económico- financiero.

COMENTAR
  • Fotos

Según informó el portal de la Procuración General de la Nación, a cargo de Alejandra Gils Carbó, se trata de una investigación preliminar para esclarecer si se produjeron ilícitos cambiarios, fraudes al comercio e industria o defraudaciones contra la administración pública con relación a los hechos que trascendieran la semana pasada en los distintos medios de comunicación sobre ciertas operaciones cambiarias que se habrían apartado de la cotización oficial y que habrían provocado una brusca alza en la misma.

El portal informa que "esa irregular situación tuvo como consecuencia un impacto negativo en el mercado, que derivo en el alza de algunos precios (incluso aquellos que no dependerían de componentes importados sujetos a la variación del dólar) perjudicando de esta manera al público consumidor".

Las presuntas conductas de manipulación en el dólar dentro del mercado cambiario con una finalidad desestabilizadora, afectan al orden público económico-financiero; en tanto lesionan el normal desarrollo del mercado, como también su confiabilidad y estabilidad, pudiendo configurarse un daño que impactaría a todo el sistema y un perjuicio a los intereses económicos de la Nación. La gravedad de todas estas circunstancias amerita ser sometida a un profundo análisis por parte de la Procelac, según el comunicado.

La investigación de oficio se basa en las denuncias periodísticas formuladas por las autoridades del Palacio de Hacienda el jueves pasado, luego de que la petrolera Shell comprara divisas en el mercado mayorista a un valor sensiblemente mayor al vigente al momento de concretar esa operación. Esa cotización, en torno de 8,40 pesos por unidad en momentos en que el dólar rondaba los 7,20 pesos en el segmento mayorista, luego fue replicada en otros bancos internacionales.

  • COMENTARIOS

AVISO: El comentario no puede exceder de 500 caracteres

Curiosidades
Especial Verano 2014