TelefeNoticias

  • Accedé con tus datos:
    Si todavía no estás registrado, hacelo acá:
    Registrarse
    Si no recordás tu contraseña, podés recuperarla acá.
Viernes 28  Noviembre  2014

Policiales

05/07/2013 11:07h

Ahora la defensa de Mangeri duda de la mucama de Ángeles Rawson


Miguel Ángel Pierri desconfió de la versión de la empleada doméstica de la familia de Ángeles Rawson. Además, ayer habló un primo político de Jorge Mangeri, que estuvo con él el día que declaró y quedó detenido.

COMENTAR


El abogado defensor de Jorge Mangeri, único imputado por el crimen de Ángeles Rawson sembró dudas sobre la versión de Dominga Torres, la mucama de la familia de la víctima. Pierri dudó que haya estado en el departamento de Ángeles cuando la joven entró al edificio el día que desapareció. "Vamos a desmantelar una coartada", sentenció.
En declaraciones radiales, Pierri pidió que se revise el registro de la tarjeta SUBE de Dominga Torres, la mucama que sostuvo ante la fiscal Paula Asaro que Ángeles nunca llegó a su casa y que negó, entre lágrimas, que haya existido una discusión entre la joven y su familia. 
Ayer, un primo político del portero Jorge Mangeri, procesado por el crimen de Ángeles Rawson, se puso hoy "a disposición de la Justicia", ya que estuvo con el imputado el viernes 14, cuando lo llevaron a declarar a Tribunales.
Cecilio Saettone, policía y primo de la esposa de Mangeri, dijo hoy a la prensa que fue ante la Justicia para ponerse "a disposición" de los tribunales "si me necesitan", y confirmó que el portero fue a verlo "el viernes 14" de junio.
En la causa figura que Mangeri estuvo con su primo para pedirle "asesoramiento", pero sin especificarse otros detalles del contenido de esa conversación.
Cecilio Saettone indicó a la prensa que "no puedo decirles" el contenido de la conversación "hasta que declare en la Justicia".
El hombre brindó otro detalle de importancia, cuando señaló que "en la cara no tenía nada", tras ser consultado sobre si le observó alguna marca en el rostro, ya que Mangeri había dicho que lo habían "apretado" y supuestamente lo habrían castigado.
También confió en la inocencia de su pariente. "Para mí, sí", respondió cuando le preguntaron al respecto, pero también aclaró que él no era el indicado para determinarlo.
Por su parte, una sobrina del portero advirtió hoy que "sabemos que hay algo atrás", al referirse a las supuestas intimidaciones denunciadas por el encargado.
La chica, en diálogo con periodistas, dijo que en la familia "estamos más unidos, más fuertes y más seguros que nunca".
Y sostuvo que "nadie está preparado para esto, uno no sabe lo que puede aguantar o lo fuerte que puede ser hasta que le toca vivir algo así".

  • COMENTARIOS