*

Próximo vivo 20:00 hs.

Portada Curiosidades  |  07 junio 2018

Video escalofriante: el recién nacido que creyeron muerto, lo enterraron y "revivió" 8 horas después

La policía esperaba encontrar un cadáver, pero se sorprendieron al oír un pequeño gemido mientras rascaban la tierra.

Un video publicado en las redes sociales muestra el momento en que un bebé recién nacido, enterrado vivo durante ocho horas, es extraído milagrosamente de una tumba poco profunda por la policía en Brasil.

Los parientes dejaron a la bebé "descansando" creyendo que había muerto al nacer.

Las imágenes muestran a dos oficiales arrodillados sobre un hoyo en el suelo en la oscuridad con solo una linterna para ver mientras quitan tierra de la parte superior de la cabeza del bebé.

La policía esperaba encontrar un cadáver, pero se sorprendieron al oír un pequeño gemido mientras rascaban la tierra.

La bebé salió cubierta de barro todavía atada a su cordón umbilical y luchando por respirar después de estar bajo tierra durante un largo período.

El bebé fue llevado rápidamente al hospital con paramédicos limpiando sus vías respiratorias y administrando oxígeno en la ambulancia. Los médicos la transfirieron a cuidados intensivos luego de exámenes y exploraciones, y dijeron que la niña mejora y está fuera de peligro a pesar de su traumático comienzo a la vida.

Los oficiales fueron alertados del incidente luego de recibir un aviso anónimo de que la muerte del recién nacido no había sido informada a las autoridades pertinentes.

Fueron a la casa de la familia en Canarana, en el centro oeste de Brasil, para investigar la acusación y registrar los terrenos. El bebé aparentemente nació alrededor del mediodía a una niña india indígena brasileña de 15 años.

La joven madre dijo que estaba sola en el baño cuando comenzaron sus contracciones. Ella afirmó que su hija llegó rápidamente y cayó al piso del baño golpeándose la cabeza.

El infante sufrió dos fracturas craneales que están siendo monitoreadas por pediatras en el Hospital Regional Agua Boa. Cuando el bebé aparentemente no pudo llorar después de nacer, la bisabuela de 57 años, llamada Kutz Amin, supuestamente le dijo a la policía que creía que el bebé había muerto.

Ella afirmó que siguió las costumbres tribales y envolvió a la niña en un paño y la enterró en el patio trasero. Supuestamente, dijo que su bisnieta "no mostraba signos de vida" antes de sepultarla y cubrirla por completo con tierra.

Según la policía, la familia admitió haber fallado en informar sobre la muerte del bebé, pero "creían que estaban siguiendo las costumbres tradicionales", por lo que no dudó en señalar dónde estaba la tumba sin marcar.

La madre adolescente fue interrogada por la policía y ha sido hospitalizada con complicaciones después de su parto sin supervisión. Los investigadores revelaron que arrestaron a la bisabuela por cargos de intento de asesinato. Se espera que comparezca en el tribunal el jueves.

Comentarios