*

Proximo noticiero en vivo Telefe Noticias - 20:00  Hs.

Portada Curiosidades  |  10 enero 2017

¿Viajarías en ropa interior?

"No Pants Subway Ride" es un evento que se realiza en invierno en el subte de varias ciudades del mundo. La idea es que la gente se quite los pantalones y camine en ropa interior para generar sorpresa en los pasajeros.... y divertirse.

"No Pants Subway Ride" es un evento que se celebra cada enero en el tren subterráneo de distintas ciudades del mundo.

Según los organizadores, el objetivo no es ofender, sino hacer reír a los demás y divertirse. Es una celebración de lo absurdo, aseguró en el sitio web del evento su fundador, Charlie Todd.

E Nueva York los participantes se reunieron en distintos puntos de encuentro como lo fueron Brooklyn, Queens y Manhattan, donde recibieron instrucciones para dispersarse en pequeños grupos por las estaciones de metro de la ciudad y quitarse los pantalones para realizar el trayecto en ropa interior.

Queremos dar a los neoyorquinos una razón para levantar la vista de sus papeles y sus teléfonos, y experimentar algo diferente a su rutina diaria, dijo Jesse Good, una de las organizadoras.

Los organizadores instaron a los partícipes a actuar con normalidad, como si no se conocieran, y a responder, si alguien les pregunta, que se trata de una coincidencia o que olvidaron los pantalones en casa.

El evento, organizado por la plataforma de comediantes Improv Everywhere, se celebró por primera vez en 2002 en Nueva York y se ha extendido paulatinamente a otras ciudades como Washington, Londres, Praga, Berlín, Varsovia y Milán, que se unieron hoy a la decimosexta edición de esta peculiar iniciativa.

Para la versión de 2017, los organizadores de esta performance resaltaron el alcance global de la misma: decenas de miles de personas que participaron de esta iniciativa en 60 ciudades, cubriendo unos 25 países en el mundo. Todos, desafiaron el extremo frío, en especial quienes decidieron ser parte de la iniciativa en Europa.

Si bien los organizadores piden que los participantes se comporten "con normalidad", en realidad la gente termina riéndose.