*

Ahora en vivo mirá  Diario de Medianoche

Portada Curiosidades  |  10 enero 2017

Se casó con un ermitaño millonario 25 años mayor y tras su muerte se llevó una sorpresa

Un tribunal mostró un testamento genuino donde se encontraba la firma de Marcel Amphoux, quien no le dejó ni un centavo de su herencia a su mujer.

En el 2011 Sandrine Devillard, una agente de bienes raíces, fue a ver unas propiedades en los Alpes franceses y conoció a Marcel Amphoux, un ermitaño multimillonario de 25 años mayor.

El amor pareció tocar la puerta y se casaron, en medio de las críticas por parte de algunas sobre una posible relación de conveniencia. Después de un año de casados, él murió y ella se llevó una sorpresa...

Marcel Amphoux, a quien le faltaban varios dientes, vivía en una cabaña en la montaña sin luz, por su fortuna. Mientras estuvieron casados, ella siguió viviendo en París y él en la montaña. Su mujer se encargaba de administrarle los negocios.

Después de la muerte de su amado en un accidente en el 2012, Sandrine fue a reclamar su herencia, pero descubrió que Marcel le había dejado todo el dinero y propiedades a su prima y a vecinos del pueblo de Puy-Saint-Pierre, según el sitio The Telegraph.

Pese a que la mujer hizo todos sus intentos por recuperar la fortuna de su esposo difunto, ahora un tribunal mostró un testamento genuino en donde se encontraba la firma de Marcel, donde el hombre no detalló ninguna intención de dejarle sus bienes a su esposa.

Amphoux tenía cinco cabañas cercanas a la estación de esquí Serre Chevalier tasadas en millones de euros. Devillard, para acallar las críticas de gran parte de los vecinos, llegó a grabar un video dirigido a su marido.