*

Portada Curiosidades  |  17 mayo 2017

La madre que se rindió ante el cáncer para salvar a su futura hija

Allí estuvo atendida constantemente, sin embargo la chica falleció a primera hora del pasado domingo, dejando rota a una familia entera y, sobre todo, a su hijo Jaxon -dos años- y su hija Harlow -cinco meses-, que no podrá conocer a su madre.

La historia de Louise Winstanley es de las que describen a la perfección el amor de una madre hacia un hijo. Ella estaba embarazada de ocho meses cuando los médicos le diagnosticaron leucemia al ver los resultados de unos análisis sanguíneos rutinarios. Un final trágico, ya que la madre arriesgó su propia vida para que su hija Harlow naciese sana y salva.

Tras conocer la enfermedad, la madre inició un tratamiento de quimioterapia que le provocó un accidente cerebrovascular y un ataque al corazón 48 horas después de haberlo comenzado. Las complicaciones fueron aumentando, por lo que toda la familia decidió que lo mejor era desplazarse desde Liverpool, donde vivía, hasta un hospital de Manchester en el que se encontraban todos los tratamientos que ella necesitaba debido a su embarazo.

Allí estuvo atendida constantemente, sin embargo la chica falleció a primera hora del pasado domingo, dejando rota a una familia entera y, sobre todo, a su hijo Jaxon -dos años- y su hija Harlow -cinco meses-, que no podrá conocer a su madre.

La chica dio a luz el pasado día 4 de enero, adelantando el parto casi un mes a lo habitual. Un sobreesfuerzo que no es recomendado para este tipo de enfermedad y que debilita seriamente al enfermo. Luego tuvo que pelear duramente contra el cáncer y disfrutar, cuando la enfermedad le dejaba, de su recién nacida. Una historia que ha estremecido a todo Reino Unido y creado a una nueva heroína.

La historia de Louise Winstanley es de las que describen a la perfección el amor de una madre hacia un hijo. Ella estaba embarazada de ocho meses cuando los médicos le diagnosticaron leucemia al ver los resultados de unos análisis sanguíneos rutinarios. Un final trágico, ya que la madre arriesgó su propia vida para que su hija Harlow naciese sana y salva.

Comentarios