*

Próximo vivo 00:20 hs.

Portada Curiosidades  |  13 marzo 2018

La extraña enfermedad que sufre una nena: se congela en minutos pese a que haga calor

La madre de la pequeña, Sara Jane Fox, de 34 años, ha aprendido a reaccionar ante las bajadas de temperatura de su hija, pero no ha sido nada fácil. Explica que siempre tiene que llevar mantas y botellas de agua caliente, incluso estando en un lugar con un buen clima. Esto es porque no se puede saber cuándo Georgia sufrirá una reacción.

En Dublín, Georgia-May Fox, una nena de tres años, padece hiportermia espontánea. Esta enfermedad consiste en que la temperatura corporal baja drásticamente, independientemente del clima en el que se esté y poniendo la vida en peligro. Solo 50 personas en el mundo padecen esta afección.

La madre de la pequeña, Sara Jane Fox, de 34 años, ha aprendido a reaccionar ante las bajadas de temperatura de su hija, pero no ha sido nada fácil. Explica que siempre tiene que llevar mantas y botellas de agua caliente, incluso estando en un lugar con un buen clima. Esto es porque no se puede saber cuándo Georgia sufrirá una reacción.

“Es alucinante. Los médicos no tienen ni idea de por qué padece ésta condición o como detenerla. Todos los días su temperatura baja peligrosamente. Sé cómo tratarla y busco las señales, aunque son muy sutiles, como por ejemplo que su respiración disminuya o que se canse. Si no me doy cuenta de esto, podría poner en peligro su vida”, explica a Daily Mail.

Aunque la pequeña nació aparentemente sana en 2014, a los pocos meses tuvo una reacción alérgica al comer una cucharada de arroz. El episodio se repitió a lo largo de los años siguientes, añadiéndose además varias bajadas notorias de su temperatura.
“El clima no tiene nada que ver ya que también sucede en verano. Se trata de estar pendiente de los signos físicos más que del termómetro. Algunos días el termómetro marca los 33 grados y ella podrá salir a jugar, pero otros días también marcará 33 tendrá una crisis", informa.

Los médicos que la tratan han descubierto que la pequeña también es alérgica a algunos medicamentos, por lo que ha sido difícil encontrar un tratamiento que le sirva. Tras algunos intentos, ahora Georgia-May utiliza una medicación que está relacionada con respuestas inflamatorias e inmunes y debe tomarla una vez al día.

Comentarios