*

Ahora en vivo mirá  Baires Directo

Portada Curiosidades  |  17 julio 2017

Canceló su casamiento y decidió invitar a 170 indigentes a la fiesta

La boda se suspendió a último momento y la mujer optó por invitar a gente necesitada para que aprovechen la fiesta que no fue.

No hay mal que por bien no venga. Al menos, eso es lo que debe haber pensado Sarah Cummins cuando decidió invitar a 170 personas que viven en la calle a disfrutar de la comida que iba a servir en su casamiento que se suspendió a último momento.

Sarah se iba a casar con su novio Logan el pasado 15 de julio. A último momento, la pareja decidió cancelar el matrimonio, aunque no trascendieron detalles de por qué no avanzó el compromiso. Cuando la mujer se enteró que no conseguiría un reintegro por la fiesta cancelada decidió hacer una buena acción.

"Fue devastador. Tuve que llamar a cada uno de los invitados, cancelar, disculparme, llorar, llamar a los músicos y volver a llorar. Pero cuando me enteré de que toda esa comida sería tirada a la basura, me empecé a sentir mal", explicó Sarah al sitio IndyStar.

La boda se iba a celebrar en el lujoso hotel Ritz Charles en Indiana (Estados Unidos) y había un total de 170 invitados. Por la fiesta, la pareja había pagado unos 500 mil pesos (30 mil dólares).

Ante la cancelación del evento, la mujer contactó a diferentes ONGs para invitar a los más necesitados, e incluso se encargó de contratar colectivos para que pudieran ir hasta el lugar.

¿Qué comieron los invitados? El menú elegido fue: albóndigas glaseadas en Bourbon, bochettes de queso de cabra, pollo con crema de Chardonnay y de postre, la torta de casamiento.