*

Proximo noticiero en vivo Telefe Noticias - 12:00  Hs.

Portada Actualidad  |  10 enero 2017

Los padres de Brian, tras la liberación del menor acusado: “Estamos defraudados”

"Así vivimos. ¿Cuántos Brian va a haber?. Por favor, seguridad", pidió Eliana Passada, la mamá del chico asesinado por motochorros.

Tras conocerse la decisión del juez de menores Enrique Gustavo Velázquez de liberar al menor acusado por el crimen de Brian Anguinaco, los padres de la víctima se mostraron sorprendidos. “Como madre esperaba que me notificaran antes”, dijo Eliana Passada.

La mamá del chico de 14 años asesinado por motochorros, expresó su malestar. “Pensamos que podía quedar en un instituto de menores”, apuntó en diálogo a la prensa, en medio del dolor por la muerte de su hijo. Y agregó: “Es la sociedad en la que vivimos, las leyes que tenemos”.

"Estamos defraudados totalmente", expresó luego Fernando Aguinaco, papá de Brian. Y añadió: "No se puede vivir así". Luego, Eliana, agregó: "Así vivimos. ¿Cuántos Brian va a haber?. Por favor, seguridad".

La noticia se conoció poco antes de una marcha que se organizaba en el barrio Flores para reclamar por la inseguridad y evitar que el joven pudiera quedar libre.

La concentración, realizada en Carabobo y Rivadavia, fue encabezada, como en anteriores ocasiones, por Fernando y Eliana, padres de Brian, quienes anunciaron una marcha al Congreso "el 23 o 25" de enero para pedir la baja en la edad de imputabilidad.

La decisión de la liberación del adolescente investigado fue tomada por el juez de Menores, ya que la ley establece que un menor no puede superar los 10 días detenido.

Mientras tanto, vecinos de la pareja reclamaban justicia a viva voz y con pancartas con la foto de Brian.

Brian, de 14 años, murió luego de recibir un disparo en la cabeza en la esquina del pasaje Robertson y Asamblea cuando viajaba en un auto Volkswagen Polo junto a su abuelo y se cruzaron con dos "motochorros" cuando robaban a una mujer y a su hija que iban por la calle.

Con información de la agencia DyN.