*

Portada Actualidad  |  11 enero 2017

Le cobraron más de 43 mil pesos por haberle prestado 2 mil

En 2013 un paisano de Monte Caseros, provincia de Corrientes, pidió un préstamo de 2000 pesos para operarse del corazón. Desde entonces le descontaron casi 1000 pesos por mes de su pensión no contributiva. Intervino Defensa del Consumidor y detectó que le habían falsificado la firma.

Milesi es un paisano que vive en Monte Caseros, a unos 400 kilómetro de Corrientes Capital. Es analfabeto y cobra una pensión no contributiva de 2800 pesos por mes. 

En 2013 pidió un préstamo de 2000 pesos para operarse del corazón. Desde entonces la entidad crediticia -de la que no trascendió el nombre- le descontó casi 1000 pesos por mes. Al tomar conocimiento del caso, intervino la oficina de Defensa del Consumidor local: tras muchos trámites los funcionarios detectaron que a Milesi le habían falsificado la firma, informó el sitio de noticias Impacto Corrientes.

El Director de Defensa del Consumidor de Monte Caseros, Jorge Daniel Follonier, expresó que "en estos casos nosotros los acompañamos inclusive al banco, recabamos las pruebas y les hacemos las cartas documentos. Ahora tendrán que venir acá a demostrar que Milesi les firmó. Está claro que es analfabeto. Deberán entonces llegar a un acuerdo, en mediación, y devolver el dinero más intereses. También le asiste el derecho de hacer una presentación ante la justicia en contra de los actores que se vieron involucrados en esta metodología, que viene de años”.

"Muchas veces Follonier fue a mi casa a buscarme y a acompañarme, dado que soy corto de hablar. Él no entendía cuando yo le dije que nunca firmé nada, me decía que hiciera memoria, que tendría que haber firmado, pero yo le porfiaba, hasta que me dijo 'vamos a comprobar. Milesi, vamos a mandarles una carta documento a ver qué responden, se sentó y escribió un rato y la mandamos por correo. Ese mismo día él me acompaño al banco a pedir que me den todos los comprobantes de lo que me descontaban, cerca de mil pesos por mes de mi pensión de 2800 pesos. Desde ese día, del banco ya me devolvían esa platita, contento yo me sentía, ahí le agarré confianza a esta gente, pero yo tenía que ir mes a mes, a Defensa del Consumidor, y él me hacia una nota para que me devuelvan esa platita. Cuando me llegó el correo, con la firma de que recibieron mi renuncia, él me dice 'acá esta la prueba Milesi, mirá es la misma firma que está en la copia del contrato hecho en 2013, cuando te dieron el préstamo, firmaron por vos y todo'".

"El intendente Miguel Ángel Olivieri nos pidió que no seamos funcionarios de oficina: cuando vamos a los barrios a hablar con los vecinos, a revisar sus facturas, a asesorarlos y trabajar para ellos, a veces nos encontramos con esto. No existe satisfacción más grande que permitir la justicia para los más humildes de nuestra ciudad, para que vuelvan a confiar en la gente que está en un cargo político, que los va a acompañar siempre, con una sonrisa y una broma pero con la firme decisión de encarar profundas transformaciones siempre a favor de ellos, no en contra", relató Follonier.