*

Proximo noticiero en vivo Baires en 10 - 06:50  Hs.

Portada Actualidad  |  20 marzo 2017

La Rioja: un avión esperó en el aire porque el aeropuerto estaba cerrado

El piloto realizó un descargo y contó que volaron ocho minutos sin respuesta por parte de la torre de control. Ocurrió el sábado en el vuelo 2438 de la empresa Austral.

El vuelo 2438 de Austral tenía previsto aterrizar a las siete de la mañana del sábado en La Rioja, pero no pudo hacerlo debido a que cuando intentaba comunicarse con los empleados de la torre de control, nadie respondía.

Estaba previsto que el avión aterrizara a las 7.30, pero llegó alrededor de las 6.55 y no consiguió bajar en la pista por la demora en la respuesta desde la torre de control. 

El piloto del avión contó lo que pasaba en un audio que se dio a conocer. “Hemos estado ocho minutos en la vertical del aeropuerto a la espera de que lo abran, si bien el horario de apertura operacional son las siete de la mañana, el sentido común hace que el personal tenga que estar una hora antes en el aeropuerto y no lo hicieron y lo abrieron tres minutos más tarde del horario oficial”, se quejó.

En su descargo explicó que “dejaron un avión comercial dando vueltas en la vertical a expensas de no saber en qué momento el señor de la torre iba a tomar servicio para abrir el aeropuerto y que podamos aterrizar”.

“Hemos estado dando vueltas gastando combustible con la incertidumbre de no saber a qué hora abrían el aeropuerto. Con toda la vergüenza ajena quería que sepan en las condiciones que se está volando aquí”, finalizó.

La nave partió a las 5.35 del Aeroparque Jorge Newbery, en la Ciudad de Buenos Aires, y llegó antes de las 7 a La Rioja.

El hecho sucedió en el aeropuerto de La Rioja. Facundo Barrionuevo, uno de los pasajeros contó a través de su página de Facebook lo que ocurrió. “Llegamos y comenzamos a dar vueltas en el aire sin aterrizar, sin saber el motivo de las vueltas y vueltas”, relató.

“A las seis en teoría tenía que estar operativo, pero nadie respondía a la comunicación”, siguió el Barrionuevo, quien luego agregó que al descender del avión otro pasajero reclamó a personal de pista y la respuesta fue que “el huevón de la torre de control” se había quedado dormido.

EL COMUNICADO OFICIAL

Con relación a las versiones que pusieron en duda el desempeño del personal de la torre de control del Aeropuerto de la provincia de La Rioja el último sábado la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), dependiente del Ministerio de Transporte, aclara lo siguiente:

El personal de dicha torre de control cumplió con su horario y con los procedimientos normales. El vuelo AU 2438, cuyo comandante adujo la falta de prestación oportuna del servicio, tenía como horario preestablecido y regular de llegada las 7.30 a.m. La torre de control inicia su servicio a las 7am, horario informado por la Autoridad Aeronáutica, a partir del cual comienzan a operar los demás servicios que brindan seguridad y protección a los vuelos (Bomberos, Sanidad, Seguridad, etc.), y que responde a una coordinación preexistente entre las compañías aéreas y todas las áreas operativas del aeropuerto. Todas las tripulaciones que operan allí conocen tanto los horarios de prestación del servicio así como su obligación de operar dentro de éstos y las condiciones especiales de operación y deben ajustarse a los mismos, para garantizar la seguridad del vuelo y principalmente de los pasajeros transportados.

El personal de la torre de control del aeropuerto de La Rioja llega (por normativa) a ésta a las 6.45am, es decir 15 minutos antes de la apertura del servicio, para verificar el funcionamiento de todos los sistemas y sólo puede prestar servicio de control a partir del horario publicado. Esto, en coincidencia con los demás servicios del aeropuerto.

El vuelo en cuestión partió del Aeroparque Jorge Newbery a las 05.34 a.m. y debería haber llegado a las 07.19 a.m. según el plan de vuelo. Es decir, cuando el aeropuerto estuviese en condiciones de brindarle todos los servicios. Es importante remarcar que el vuelo en ningún momento estuvo sin servicio de control aéreo ya que estuvo bajo el control del centro de control aéreo de Córdoba hasta el horario de apertura del Aeropuerto de La Rioja. Al abrirse el servicio de la torre de control de La Rioja a las 7 a.m., se tomó contacto con él y se inició su descenso y aproximación. Su aterrizaje se produjo sin inconvenientes a las 7.13 a.m.

EANA lamenta la confusión y preocupación generadas por una versión desacertada e injusta de cómo se opera un servicio de torre de control de aeródromo. Asimismo, reitera que su personal del aeropuerto de La Rioja se desempeñó con total idoneidad, de acuerdo a procedimientos de operativos estándar y en consonancia con lo acordado con la propia línea aérea.