*

Proximo noticiero en vivo Telefe Noticias - 20:00  Hs.

Portada Actualidad  |  21 abril 2017

Chubut: sin clases por la falta de agua potable

Los altos valores de turbiedad del río Chubut hicieron que, durante el fin de semana, las cooperativas de Puerto Madryn, Rawson y Trelew resolvieran interrumpir el suministro de agua potable en dichas localidades, atentos a la imposibilidad de potabilizar el recurso a tan altos niveles de contaminación.

Durante la noche del Viernes Santo, desde el Gobierno de Chubut comunicaron que la Cooperativa de Servicios de Trelew, Servicoop y la Cooperativa de Servicios Públicos, Consumo y Vivienda, de la ciudad de Rawson, interrumpirían el suministro de agua potable y ratificó que no habría clases esta semana en todos los establecimientos educativos de la provincia.

"En Gaiman, Dolavon y 28 de julio estamos sin agua hace una semana", informa Matias Mancini, usuario de TelefeNoticias.com.ar

El Consejo Deliberante de Puerto Madryn declaró este martes la “emergencia hídrica” por 30 días.

La emergencia hídrica persistirá por varios días considerando la turbiedad del Río Chubut. Es por eso que desde el Municipio de Puerto Madryn decidieron implementar “tanques comunitarios” en los barrios de Ruca Hué, Porvenir, 21 de Enero, América, Solanas, Barrio Sur, Doradillo yMapu Gnefú, para necesidades extremas de vecinos que pese a la circulación de agua por red, no logran cargar sus tanque por falta de fuerza y brevedad del suministro.

Desde Servicoop recordaron que “el uso está restringido a solo consumo e higiene humanos, no está permitido lavar veredas, autos, regar patios u otras actividades innecesarias". El mensaje al usuario es contundente: "Sea solidario, si usted derrocha agua, está privando a otro vecino de tenerla”.

"Somos varios los ciudadanos de las localidades del valle de la provincia de Chubut sin clases y algunas otras actividades, por la falta de agua", cuenta Maria Staib a TelefeNoticias.com.ar. Y agrega: "Los aumentos en los supermercados por la falta de agua comienza a ser caótica la situación".

Carolina Nenezian, otra vecina de Puerto Madryn, cuenta: "Los supermercados ya no tienen ni agua mineral para vender y los almacenes de barrio nos están cobrando una fortuna por litro y medio. Hay comercios que han cerrado. Hace 8 días que no hay clases en ningún nivel".

"Necesitamos bidones de agua urgente! Chicos y grandes están enfermos por consumir la poca agua que pueden potabilizar", afirma Maira Franche, quien también se contactó con TelefeNoticias.com.ar alertada por la problemática.

Otra habitante de Madryn critica la falta de medidas: "Dicen que largan agua cada hora en sectores pero es mentira. Hemos estado toda la noche haciendo guardias en las canillas. La gente va al mar a buscar agua para los baños. La municipalidad brilla por su ausencia. El intendente Sastre no manda ni siquiera camiones para abastecer barrios".

"Un camión de la municipalidad hoy cargaba los tanques de agua y los cobraba 800 pesos sabiendo que hay familias que se les hace imposible pagarlo", denuncia Ayelén Murg, otra vecina.

"Llevo 40 años en Madryn y nunca había habido este problema. Acá es donde nos damos cuenta que en Madryn hay ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda. En el Barrio Oeste no llega desde el jueves, hay falta de presión para llenar los tanques. Barrio Sur si tuvo esa posibilidad", subraya Valeria Aguirre. Y se pregunta: "¿Servicoop no se dio cuenta que Madryn creció y que tenían que agrandar las reservas?".

"Me siento una basura en mi propia ciudad -se lamenta una vecina de Madryn- Encima llegó un crucero y agravó la situación, porque los cruceros entran a Madryn a abastecerse de agua".

El Diario de Madryn informó "extraoficialmente" el domingo que técnicos de las cooperativas de la zona y de la Federación encaraban trabajos conjuntos con un grupo de profesionales arribados desde Santa Fe evaluando la posibilidad de instalación de tecnología y equipamiento de filtrado a la vera del río, en esas condiciones de altísima turbiedad. Se esperaba el arribo de estos expertos en menos de 48 horas además de conocerse su opinión y sugerencia respecto a las condiciones atípicas del río Chubut.

Recientemente, informa ese medio, el edil Marcelo Gallichio planteó la posibilidad de instalar una planta desalinizadora en Puerto Madryn, analizando costos de inversión y plazos para la concreción de un proyecto que, de ver “luz verde”, podría ser financiado con créditos blandos del Banco Mundial, según trascendió en un principio. La planta tendría la capacidad para producir 100 toneladas por día, a un costo accesible.

Actualmente, el agua potable de la que se abastece la ciudad costera proviene de la planta potabilizadora de Servicoop en la localidad de Trelew, donde se capta desde el propio río Chubut y, tras analizar el nivel de turbiedad y las condiciones químicas y bacteriológicas, se potabiliza; luego, mediante el sistema de bombeo, se envía a través de dos acueductos paralelos a la Ruta Nacional 3 hasta Loma María, en un trayecto de 70 kilómetros para llegar a Puerto Madryn, donde llega al sistema de distribución local.

Al respecto, en declaraciones radiales, el Gerente de Agua y Saneamiento de Servicoop, Pablo Timinieri, opinó sobre el hecho de poder desalinizar agua de mar teniendo al alcance el Golfo Nuevo y sostuvo que “ya hace veinte años que, desde los planteles técnicos y de ingeniería, venimos analizando esa posibilidad, junto a otras; me parece que siendo una ciudad de cara al mar, tenemos que estar pensando en eso, los sistemas de ósmosis inversa han evolucionado muchísimo, pero también es cierto que todo esto debe estar acompañado de un gran estudio económico, de un plan de manejo asociado, mirar cuán sustentable va a ser, cuáles serán los procesos involucrados; no es colocar una planta y nada más, luego hay que operarla eficientemente, a un costo”.

En otro orden, Timinieri recordó que “Madryn tiene una calidad de agua excelente, reconocida por quienes han venido a visitar nuestra planta; el madrynense está acostumbrado a utilizar y beber un recurso de alta calidad” y aclaró que “obviamente, cuando uno va a tomar una decisión de este tipo, puede ser que se analice colocar un planta y analizar si se puede compartir o mezclar el agua de producción tradicional, por decirlo de alguna manera, con el agua de una desalinizadora; ello, si bien es posible, requiere de una mayor cantidad de rutinas de control químico, y es cierto que cambiará su sabor, por lo que hay que ver si estaríamos realmente dispuestos a ello”.

Por otra parte, sostuvo que “otra idea, que a mí me gusta mucho, es que, por ejemplo, nosotros sabemos que tenemos en la zona norte de la ciudad todo el parque industrial pesado, conexo, pesquero, Aluar y grandes desarrollos agroforestales, donde el sabor del agua no interesaría, por lo que se podría aislar todas esas redes de distribución y abastecerlas con una desalinizadora”.